red line
   Back to Archives
   Back to IF Home







Diez Estrategias para ser padres

Por Michael Wayland


He notado una interesante tendencia últimamente. He encontrado que más y más jóvenes profesionales, digamos entre los 25 y 35 años, están en una encrucijada con el concepto de Dios y religión. Su problema parece venir de la manera como fueron criados en un hogar cristiano pero se encontraron, accidental o deliberadamente, a si mismos alejados de su religion por el conflicto entre las normas religiosas y sus propias experiencias o su visión del mundo.

Investigaciones parecen reafirmar esto. Un estudio hecho por El grupo Barna (Ventura California) muestra que apesar de los altos niveles de actividad espiritual durante la adolescencia, la mayoría de los que se encuentran en los veintes dejan de participar de forma active en su fe. En total, seis de diez jóvenes adultos estuvieron involucrados con actividades religiosas en su adolescencia pero no han logrado traducir esto en una activa participación como adultos.

Sally White en Boston dice que ella creció siendo católica. Mi abuela se sentaba junto a mi diciendo el rosario una y otra vez sin siquiera poner atención al sacerdote. El ritual de la misa era siempre igual y yo lo podía repetir hasta dormida. Hasta el punto que ya no tuvo significado alguno para mi. Yo ciertamente no me sentía mas cerca de Dios de lo que me sentía antes de empezar a asistir a la iglesia. Sally no volvió a la iglesia como adulta.

Hay muchas personas como Sally que vienen de hogares donde se ha practicado alguna religión. Para ellos el problema surge cuando se convierten en padres. En el fondo de su corazón ellos creen en Dios pero no lo han visto trabajar en sus vidas y no han asistido a una iglesia en años. Esto se traduce en el dilema de como hablarles a los hijos acerca de Dios y si ellos deberían empezar a llevarlos a la iglesia. Ellos no quieren que sus hijos vivan la misma experiencia que ellos vivieron y no saben a donde ir. Algo así como una búsqueda pasiva empieza para ellos. Algunos encuentran lo que buscan otros no. Este espacio esta siendo llenado por iglesias cristianas que no tienen una determinada denominación.

Típicamente ellos tienen un servicio moderno con música contemporánea y un programa lleno de actividades para los niños, quienes pueden asistir a este programa mientras los padres asisten al servicio. Todos se visten de manera informal, mas frecuentemente de manera muy casual.

Muchas de las iglesias sin denominación han tenido dificultades en el comienzo. El Myrtle Beach Sun News recientemente reporto que "Hay cerca de 100 iglesia que hacen sus servicios en varios teatros en todo el país. Las iglesias, especialmente las que apenas comienzan, están haciendo de los mercados de las pulgas, estudios de baile, colegios,

hogares e incluso cafeterías, su sitio de reunión, para así estar al alcance de aquellos que nunca asistirían a una iglesia con "campanario". Aquellas personas que no se sienten a gusto en una iglesia tradicional irán a los sitios a los que ellos usualmente van. Esta aproximación esta llevando a la iglesia de vuelta a su significado original. Una comunidad de gente reunida para adorar a Dios en lugar de la noción de iglesia como un edificio.

La buena noticia para aquellos que desean incorporar la fe de nuevo a sus vidas es que hay una nueva clase de iglesia que les puede ayudar a hacerlo. No espere que sea algo perfecto. Salga y ensaye una iglesia. Como el Pastor Rusell Johnson dice: "Usted necesita balancear sus expectativas, Usted no puede encontrar el restaurante perfecto sin siquiera haber salido a comer, o esperar encontrar el camino perfecto antes de subirse al auto y manejar". No se siente a esperar que la iglesia perfecta venga a buscarlo, salga y encuentrela.

Source: The Barna Group, LTD 2006





















white divider